Vergüenza
Lo que siempre me gusta dejar en claro, es que no existe una receta mágica ni una única manera de hacer las cosas, sino más bien una integración perfecta entre experiencias, oportunidades, conocimientos, redes y capacidades que permitirán un mejor aproximación hacia el “éxito” en el desarrollo de nuestros emprendimientos.

Hoy les hablaré del Método Lean Startup, sus principios, los que son a mi juicio excelentes beneficios que tenemos que manejar los emprendedores, innovadores, quienes creamos Startups y que queremos que ALGUNAS de ellas sean exitosas, digo algunas de ellas, puesto que de partida debemos asumir, que muchos de nuestros proyectos FRACASARÁN, incluso antes de salir al mercado, pero el fracaso en sí mismo, debe considerarse como uno de los indicadores de aprendizajes más potentes que debemos manejar  y valorar si queremos ver el “éxito” en nuestros emprendimientos.

Cómo dice el cofundador de la red social para profesionales LinkedIn, Reid Hoffman “Si no te avergüenzas de tu primer producto, es que lo lanzaste muy tarde” por lo que todos quienes seguimos de cerca el Método Lean Startup debiésemos preocuparnos mucho por esta sensación, es decir, debemos a estar dispuestos de “morirnos de vergüenza”, pero aprender rápido e ir cambiando en función de lo que nuestros segmentos de mercado, Clientes, Usuarios quieren, la clave está en el aprendizaje, el Método Lean Startup es un proceso, un ciclo en donde la rapidez es la clave, recordemos que una Startup es una organización temporal de personas que busca encontrar su modelo de negocios, antes de quedarse sin recursos como dice Steve Blank, por ende, repito, la velocidad es la clave. Ahora les contaré un poco mas del Método Lean Startup:
El Método Lean Startup: Circuito de Feedback Crear-Medir-Aprender 
En la imagen de arriba podemos ver un muy buen resumen de todo aquello que involucra ponerse a trabajar en nuestras ideas de negocios con el Método Lean Startup.

Muchas Startups fracasan por que desarrollan un producto/servicio que nadie quiere

Por un lado tenemos los 5 principios de Lean Startup definidos por Eric Ries, autor del libro “El método Lean Startup: Cómo crear empresas de éxito utilizando la innovación continua”:
  1. Los Emprendedores están en todas partes, una Startup es un experimento, una institución humana diseñada para entregar un producto o servicio en condiciones de extrema incertidumbre. Si trabajas en una Startup eres un Emprendedor y también puedes ser un intra-emprendedor que trabaja para una gran compañía.
  2. El espíritu Emprendedor es Management (gestión), no se trata de crear un producto/servicio, sino de crear las estructuras que combatan la incertidumbre extrema de esta institución.
  3. Aprendizaje validado, las startups existen para aprender, hay que demostrar empíricamente que el equipo ha descubierto información valiosa.
  4. Crear-Medir-Aprender. la actividad primordial de una Startup es convertir ideas en productos, medir como responden los consumidores y aprender cuando pivotar o perseverar y para ser exitosos se debe acelerar Circuito de feedback
  5. Contabilidad de la Innovación, Para mejorar los resultados empresariales y contabilizar la innovación es necesario centrarse en los aspectos aburridos: cómo medimos el progreso, cómo establecemos hitos, cómo priorizamos tareas. Esto requiere un nuevo tipo de contabilidad diseñada para startups, y para aquellos a los que rinden cuentas.

Lean Startup es un proceso que te permite iterar desde el Plan A, a un plan  que funcione!

Para aplicar el método a una startup, necesitamos identificar las hipótesis que hay que probar. A los elementos de más riesgo del plan de una startup, aquellas partes de las que depende todo lo demás, se llaman asunciones de acto de fe. Las dos asunciones más importantes son la hipótesis del valor y la hipótesis del crecimiento. Éstas dan lugar a los indicadores de ajuste que controlan el motor de crecimiento de la startup. Cada iteración de una startup es un intento de revolucionar el motor para ver si funciona. Cuando comprobamos que funciona, el proceso se repite, cambiando a velocidades cada vez más y más altas.
Una vez aclaradas estas asunciones de acto de fe, el primer paso es entrar en la fase de construcción tan rápido como sea posible con un producto mínimo viable (PMV). El PMV es aquella versión del producto que permite dar una vuelta entera al circuito de Crear-Medir-Aprender con un mínimo esfuerzo y el mínimo tiempo de desarrollo. Al PMV le faltan muchos elementos que pueden ser esenciales más adelante. Sin embargo, crear un PMV requiere un trabajo extra: debemos ser capaces de medir su impacto. Por ejemplo, es inadecuado crear un prototipo que sólo se evalúa mediante controles internos de calidad realizados por ingenieros y diseñadores.
Necesitamos ponerlo delante de consumidores potenciales para evaluar sus reacciones. También podemos necesitar venderles el prototipo.
Cuando entramos en la fase de Medir, el mayor reto será determinar si los esfuerzos de desarrollo del producto están produciendo un progreso real. El método que se recomienda se llama contabilidad de la innovación, un enfoque cuantitativo que nos permite ver si nuestros esfuerzos de ajuste del motor están dando frutos. También nos permite crear hitos de aprendizaje, una alternativa a los tradicionales hitos de negocio y producto. Los hitos de aprendizaje son útiles para los emprendedores como forma de calcular su progreso de forma rigurosa y objetiva; también son inestimables para los directivos e inversores a quienes los emprendedores deben rendir cuentas.
Finalmente, y lo más importante, está el pivote. Cuando acabemos el circuito de Crear-Medir- Aprender, nos enfrentaremos a la coyuntura más difícil que tiene que superar un emprendedor: si pivotar de la estrategia inicial o perseverar. Si hemos descubierto que una de nuestras hipótesis es falsa, ha llegado el momento de hacer un gran cambio hacia otra hipótesis estratégica.
Lo anterior es un resumen y corresponde a las indicaciones que hace el mismo autor en su libro.
Si quieres profundizar tus conocimientos, desarrollar la metodología te recomiendo el curso leer el libro “El método Lean Startup: Cómo crear empresas de éxito utilizando la innovación continua” de Eric Ries o realizar el MOOC (Masive online open Course) llamado Lean Startup: desarrolla tu modelo de negocio ofrecido por UniMOOC.
La invitación a los jóvenes de espíritu que quiere darle vida a sus ideas, proyectos, emprendimientos, es a ocupar todo el conocimiento disponible, técnicas, metologías disponibles para aumentar el éxito de los mismos.
Y tu? Estás dispuesto a morirte de vergüenza?
Saludos,
Rodrigo Carrillo
CEO Kowork Temuco

0 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *